3 Rompe-Presupuestos Y Cómo Evitarlos

Así que has decidido finalmente tomar el control de tu dinero y estás realmente comprometido a hacer un presupuesto mensual. ¡Bien por ti!

Como ya he dicho muchas veces antes, uno de los elementos esenciales necesarios para ganar con tu dinero es tener un presupuesto mensual funcional.

A medida que desarrollas la disciplina de vivir en presupuesto, vas a encontrar con algunos tropiezos en el camino. Mi esposa y yo encontramos ciertos “rompe-presupuestos” al comienzo de nuestro viaje de bienestar financiero.

Estos son el tipo de artículos que nos “sorprendía” después de haber finalizado nuestro presupuesto mensual. Sin embargo, hemos aprendido la lección y quería compartir contigo la manera de evitar estos 3 rompe-presupuestos:

  •  Cuentas Irregulares: Estos son los elementos que no se deben todos los meses. Por ejemplo, puedes tener tus pagos de seguro de auto en un calendario trimestral o semestral. O bien, podrías pertenecer a una Asociación de Propietarios de Casa (HOA por sus siglas en inglés) y las cuotas se pagan cada seis meses. También puede que seas responsable por tu seguro de hogar anual y por los impuestos de propiedad. En cualquier caso, es necesario planificar con antelación y fijar el dinero a un lado. Establece una partida en tu presupuesto para que puedas ahorrar el dinero necesario. Por ejemplo, si tu seguro de casa es de $ 1,200 por año, lo que necesitas es una partida en tu presupuesto de $100 cada mes.
  • Cumpleaños: Esto puede parecer bastante básico, pero cuando estás aprendiendo a manejar cada dólar, puede ser difícil. En nuestra casa, tenemos unos meses que son más pesados que otros para cumpleaños. Lo que hemos aprendido a hacer es lo siguiente: establece una cantidad específica por persona y luego te adhieres a esa cantidad. Tienes que ser racional. Si estás profundamente en deuda y no tienes ahorros, los regalos de cumpleaños tener un papel secundario. Sin embargo, si te lo puedes permitir y lo tienes en tu presupuesto por adelantado, siempre vas a poder cubrir los cumpleaños en forma razonable.
  • Alimentos: Cuando empezamos a hacer un presupuesto, esta área era nuestro mayor problema. Constantemente nos excedíamos en el presupuesto para restaurantes, y en algunos meses, también nos pasábamos con los gastos de comestibles. La respuesta a este rompe-presupuesto fue el utilizar el sistema de sobres y el uso de efectivo en vez de pagar con nuestra tarjeta de débito. Empezamos con la categoría de comestibles y determinamos cuanto queríamos gastar cada mes y pusimos esa cantidad en nuestro presupuesto. A continuación, dos veces al mes (con cada período de pago) hacíamos un retiro del banco y poníamos ese efectivo en un sobre. Entonces, sólo podíamos comprar comestibles con el dinero que estaba en el sobre. Cuando se acababa el dinero, no podíamos gastar más en comestibles. Este sistema funciono bien así que lo aplicamos también a los gastos de restaurantes. Usando el sistema de sobres con dinero en efectivo, hemos logrado controlar nuestros gastos de alimentación.

Quiero animarte a que sigas haciendo tu presupuesto cada mez. Es posible que encuentres obstáculos pero  realmente, realmente vale la pena. No te rindas. ¡Sigue con el presupuesto y verás grandes resultados!

Click here for the version of this post in English.