Porque No Uso Las Tarjetas De Crédito

Si me conoces personalmente o has estado leyendo este blog por un tiempo, probablemente dirás: “¡Bueno, eso es fácil! Eres una de esas personas, de la gente de Dave Ramsey.

Y aunque es cierto que sigo los principios de Dave Ramsey para la administración del dinero, esa no es la historia completa.

En realidad, en el 2005, tomé la decisión de vivir sin tarjetas de crédito. Y lo hice basado en un cuidadoso estudio de sólidos principios financieros y no he mirado hacia atrás.

Esto, por supuesto, me pone en la minoría ya que el uso de tarjetas de crédito sigue siendo la norma para la mayoría de los estadounidenses.

Puede que tú seas una de esas personas que utilizan tarjetas de crédito y funcionan muy bien para ti. Pero hoy, quería darte una perspectiva diferente. Aquí está el resto de la historia del por qué yo no uso tarjetas de crédito:

Las Tarjetas de Crédito Pueden Convertirse en una Muleta

Muy temprano en mi vida adulta había creído en la idea de que tenía que construir mi historial  de crédito para triunfar en este mundo. Recibí mis dos primeras tarjetas de crédito cuando yo tenía 21 años de edad.

En mi mente, ahora era finalmente un adulto, ya tenía una identidad financiera. Por supuesto, eso no paró ahí  y llegué a tener 9 tarjetas de crédito activas. Eso me dio la falsa seguridad de que podía hacer frente a las emergencias y a las compras mayores con mis líneas de crédito disponibles.

Las tarjetas de crédito eran una muleta que me impedía caminar en mi propia fortaleza financiera. Ya no es así. Elegí aprender a ahorrar dinero para situaciones de emergencia y a retrasar las compras hasta que tenga el dinero para pagar por ellas.

Las Tarjetas de Crédito Son Riesgosas

¿Recuerdas esas 9 tarjetas de crédito? Bueno, en un momento tuve crédito disponible de alrededor de $53K, y yo pensaba que estaba en una buena situación.

La realidad es que yo tenía un riesgo de $53K. Hubiera sido muy fácil para mí usar al máximo las tarjetas de crédito para comprar de todo tipo de cosas, aunque nunca lo hice.

También enfrentaba el riesgo constante de que las tasas de interés subiesen ya que estaban bajo el control exclusivo de los bancos. Elegí vivir sin ese riesgo.

Las Tarjetas de Crédito No Son Necesarias

La sabiduría convencional dice que necesitas una tarjeta de crédito por conveniencia y por seguridad.

Sin embargo, en los últimos 8-9 años he sido capaz de hacer compras de artículos a través del Internet y también he hecho compras para viajar (incluyendo tarifa aérea / hotel / alquiler de carro) con el uso de mi tarjeta de débito con la misma facilidad como lo habría hecho con una tarjeta de crédito.

En términos de riesgo, las transacciones de tarjetas de débito son realmente seguras. Si he encontrado una situación con un par de transacciones fraudulentas.

Sin embargo, al igual que con una tarjeta de crédito, mi banco rápidamente devolvió el dinero cuando hice el informe hasta que se pudo validar las transacciones y no perdí nada. Opté por ir contra la corriente y opté por vivir sin tarjetas de crédito.

Cuando abandoné el uso de tarjetas de crédito, elegí un camino diferente para llegar al bienestar financiero. Me decidí a construir sobre la base sólida de ahorrar dinero, reducir el riesgo, y tomar el control de mi dinero. Cualquier persona puede optar por hacer lo mismo.

¿Qué tal tú?

Click here for the version of this post in English.