¿Estás Lo Suficientemente Desesperado Para Vencer Las Deudas?

Debt Desperation¿Qué tan desesperado estás por salir de las deudas? Tu nivel de desesperación determinará no sólo si sales de las deudas, sino también con qué rapidez.

Caer en las deudas es muy fácil. Cada día hay una nueva oportunidad para pedir prestado dinero para cualquier cosa que crees que necesitas o que quiere simplemente. Pero salir de las deudas requiere mucho trabajo y determinación, porque aunque lo sepas o no, estás en una guerra y las guerras no se ganan fácilmente.

Las deudas son el enemigo número uno de tu bienestar financiero. El cargar deudas va a paralizar tu capacidad de ahorrar dinero y de acumular riqueza. Las deudas actúan como el proverbial agujero en el bolsillo. Pones el dinero adentro y simplemente se evapora. Las deudas es también implacable con la acumulación intereses compuestos diarios. No se detienen.

Cada día que pasa es un día en que la deuda gana terreno y tú pierdes terreno. Pagar sólo los pagos mínimos te va a mantener en la servidumbre por el resto de tu vida. Finalmente, la deuda te robará la esperanza de un futuro mejor para ti y tu familia.

Por eso te pregunto de nuevo, ¿Qué tan desesperado estás? Es necesario tomar medidas extremas para aumentar tu flujo de efectivo para que puedas ganar terreno contra las deudas y derrotarlas de una vez por todas. No hay ninguna otra manera de ganar.

¿Estás lo suficientemente desesperado para tomar medidas extremas? Por ejemplo:

  • Destruir tus tarjetas de crédito / tarjetas de tiendas. Seguir usando tarjetas de crédito mientras estas tratando de salir de las deudas, es similar a correr una carrera hacia delante por una milla y hacia atrás por dos millas. Nunca vas a acabar y, finalmente, comenzarás a perder terreno. ¡Deja de tomar dinero prestado!
  • Vender algo. Todos tenemos artículos que hemos comprado que nos gustaría conservar. Pero, ¿es más importante ser libre de deudas o aferrarse a tus cosas? ¡Vende algo!
  • Detener las contribuciones a tu plan de jubilación. Sí, ésta es una locura. Especialmente si tu patrón iguala su contribución. Estás dejando dinero gratis sobre la mesa. Sin embargo, el aumento en el flujo de efectivo te va a dar más poder en la lucha. Y sería sólo por un tiempo. ¿Estás tan loco como para ganar la guerra?
  • Gastar menos. Debes saber la diferencia entre lo esencial y lo no esencial. La electricidad y el agua son esenciales. El cable no es un elemento esencial. Los comestibles son esenciales. Comer en un restaurante no es esencial. Conoce la diferencia para que puedas reducir tus gastos.
  • Trabajar más. Las horas extraordinarias, un segundo trabajo, lo que sea. En cada guerra, en cada batalla hay que hacer sacrificios para ganar. Al trabajar más puedes sacrificar el tiempo a corto plazo, pero vas a ganar la guerra a la larga.

Te dejo con un ejemplo de desesperación. Necesitarás esta actitud para ganar tu guerra contra las deudas. ¡Disfruta del video y déjame saber lo que piensas!

Click here for the version of this post in English.