5 Errores Presupuestarios Comunes

Cash, Budget

Suscríbete a artículos futuros de Figueroa Financial via e-mail.

Como he escrito anteriormente, creo que tener un presupuesto mensual de trabajo es la clave para tu éxito financiero. Si no puedes controlar tu dinero a través de un presupuesto, no puedes ahorrar dinero, no puedes pagar las deudas, y no puedes planificar para el futuro.

Sin embargo, es muy posible que a medida que te estás iniciando en el proceso presupuestario, te estás encontrando con algunos problemas. Aquí hay 5 Errores Presupuestarios Comunes y la forma de resolverlos.

1. Fallar en registrar los gastos mensuales

Recuerda que un presupuesto es simplemente un plan para tu dinero. Y la única forma en que un plan de cualquier tipo trabaja es si se puede medir los resultados en contra de la intención del plan. Esto funciona si estás discutiendo un plan para la construcción de una casa o de un programa de reducción de peso. Es necesario hacer frente a la realidad de cómo se está gastando tu dinero.

Tengo que admitir que soy un poco obsesivo con el registro de los gastos, pero tengo un sistema que funciona para mí. Cada gasto se registra en Quicken y también mantengo un record de los gastos actuales en una hoja de cálculo Excel. Siempre puedo decir donde nos encontramos financieramente en cualquier momento del mes. Me da una gran tranquilidad.

Cualquiera que sea el sistema presupuestario que estás utilizando, no te olvides de mantener un record de tus gastos actuales. Te dará una buena idea de lo bueno que fue tu proceso de planificación de presupuesto.

2. Preparar un presupuesto pero no usarlo

Esto está estrechamente relacionado con el punto #1 mencionado anteriormente. Puedes haber hecho todo el trabajo de preparación en Quicken, YNAB, o una hoja de cálculo Excel. Incluso lo hiciste antes de que el mes comenzara y cada dólar fue asignado a una categoría de gasto.

Pero ahora, el presupuesto se guardó y el mes pasó sin comprobar cómo se hicieron los gastos contra el presupuesto planeado. Recuerda, el presupuesto te provee los límites de tus gastos (como las líneas de foul en un campo de béisbol que marcan el territorio bueno de juego). Debes mantener un ojo en cómo el gasto real coincide en contra del gasto previsto.

Así que no estoy sugiriendo que revises tu presupuesto todos los días, pero al menos toma un vistazo una vez por semana. Míralo para cuan bien estas ejecutando tu plan para tu dinero.

3. No adaptarse / cambiar cuando sea necesario

Mientras mantienes un ojo en tus gastos actuales contra el gasto previsto, serás capaz de obtener una perspectiva de cualquier ajuste necesario. Por ejemplo, puedes tener una salida inesperada fuera de la ciudad y es necesario que aumentes la asignación para la gasolina. Y tal vez tus necesidades de ropa no son tan altas este mes como pensabas. Así que haces el ajuste en esas categorías y mantienes el balance en tu presupuesto.

Recuerda que este es tu dinero y tu presupuesto. No está escrito en piedra, por lo que si las condiciones del mes cambias, organiza una reunión del comité de presupuesto y haz los ajustes necesarios.

4. Olvidar la prioridad de las 4 paredes

Tu presupuesto es una gran herramienta para ayudarte a asignarle prioridad a tus gastos. En primer lugar necesitas cuidar de tu familia y de ti mismo.

Esto significa que las 4 paredes necesitan ser protegidas mediante la asignación de dinero a esas categorías primero. Las 4 paredes son: alimentación, vivienda / servicios públicos, transporte y ropa. Si tomas el cuidado de esos artículos primero, estarás en una mejor posición para tratar con el resto de tus  gastos, ya que te has encargado del cuidado de tu familia en primer lugar.

5. Hacerlo muy complicado

El error final es hacer este proceso presupuestario demasiado complicado. La realidad es que el concepto de un presupuesto es muy simple: haz una lista de todas tus fuentes ingresos en paralelo con tus gastos previstos. A continuación, asigna cada dólar disponible a una categoría de gasto. Eso es todo.

Podrías encontrarte empantanado con todas las configuraciones de un  programa como Quicken o crear una hoja de cálculo Excel con 20 fichas. No hagas eso. Mantenlo sencillo y se te hará  más fácil el continuar con el proceso presupuestario.

¿Estás cometiendo algunos estos errores presupuestarios? ¿Cuáles son algunos de los retos que has encontrado en el uso de un presupuesto mensual? ¡Déjame saber lo que piensas!

Suscríbete a nuestro boletín mensual

This post is also available in: Inglés