El Verdadero Propósito de las Riquezas

El Verdadero Proposito de las Riquezas¡Bienvenidos a nuestro episodio de hoy del Podcast “Ayuda y Esperanza para Tus Finanzas”! Estoy muy agradecido de que estés de nuevo con nosotros esta semana.

Suscribete al Podcast

El propósito de mi práctica de consejería financiera y de este Podcast es ayudarte a obtener el control de tu dinero para que puedas prosperar y crear riquezas. Sin embargo, yo no quiero que pierdas de vista el hecho de que la búsqueda de la riqueza no es sólo un fin en sí mismo.

Hoy quiero utilizar este pasaje bíblico para hablar sobre cuál es el verdadero propósito de las riquezas:

17 Enséñales a los ricos de este mundo que no sean orgullosos ni que confíen en su dinero, el cual es tan inestable. Deberían depositar su confianza en Dios, quien nos da en abundancia todo lo que necesitamos para que lo disfrutemos.
18 Diles que usen su dinero para hacer el bien. Deberían ser ricos en buenas acciones, generosos con los que pasan necesidad y estar siempre dispuestos a compartir con otros.
19 De esa manera, al hacer esto, acumularán su tesoro como un buen fundamento para el futuro, a fin de poder experimentar lo que es la vida verdadera.
I Timoteo 6:17-19 (NTV)

Resumen del Episodio

  1. No debemos tomar orgullo o poner nuestra confianza en nuestras riquezas (Mateo 6:24).
  2. Las riquezas terrenales son temporales y pueden estar hoy aquí y mañana no. (Job 1:21-22).
  3. Nuestra confianza debe estar en Dios, que es Aquel que provee todo en nuestras vidas (Deuteronomio 8:18).
  4. Vive con un corazón lleno de gratitud (I Tesalonicenses 5:18; Colosenses 3:15).
  5. Es bueno disfrutar de los frutos de nuestro trabajo (Eclesiastés 5:18-19).
  6. Nuestra riqueza se debe utilizar para hacer buenas obras (Gálatas 6:10).
  7. Lo que hacemos por los demás en esta vida tiene más valor eterno que cualquier otra cosa temporal que aparezca en nuestra hoja de balance (Mateo 6:19-21).

 

Recursos Mencionados en este Episodio

 

Como creyente, como cristiano, entiendo que soy un administrador de activos o un mayordomo de los bienes que Dios ha puesto en mis manos. Dios es el verdadero dueño y lo posee todo (Salmo 24:1).

“No somos cisternas hechas para el acaparamiento, somos canales hechos para compartir.”
Billy Graham

Suscribete al Podcast