Lo Temporero, Lo Eterno, y Tu Dinero

Lo Temporero, Lo Eterno, y Tu Dinero

¡Bienvenidos al nuevo episodio del Podcast “Ayuda y Esperanza para Tus Finanzas”!

Estoy muy agradecido de que estés conmigo de nuevo para el episodio #104.

Antes que todo, quiero afirmar que no he cambiado mi posición sobre la importancia de lograr el control de nuestro dinero. De aprender a vivir con menos de lo que ganamos, de ahorrar, de salir de deudas, de tener un plan para la victoria financiera.

Tampoco he cambiado de opinión y mi oposición a la idea de que “el dinero es malo y las riquezas no son el plan de Dios para nosotros”.

Suscríbete al Podcast en iTunes.

Resumen del Episodio

Hay más que suficiente evidencia en las Escrituras para demostrar que Dios se goza en bendecir a Su pueblo materialmente aunque esa forma no es la única ni la primordial forma en la que Dios se encarga de Su pueblo.

Pero el asunto que me ha preocupado como Cristiano es el balance entre lo temporero y lo eterno y como eso se relaciona a cómo debo manejar el dinero que Dios ha puesto en mis manos.

Suscríbete al Podcast en Stitcher.

Recursos Adicionales

Pero no te quiero dejar con un sentimiento de culpa o sin esperanza. Lo quiero hacer es ponerte a pensar y ponerme a pensar a mí mismo sobre ese balance entre lo temporero y lo eterno.

Si lo hacemos con la intención correcta, podemos lograr la victoria financiera y también podemos lograr glorificar a Dios con nuestro manejo del dinero.

Lo importante es no dejar que el dinero se convierta en un ídolo en nuestras vidas que reemplace la posición de Cristo come Señor de nuestras vidas.

Las finanzas, como todo lo demás en nuestras vidas como cristianos, deben ser usadas para avanzar las prioridades de Dios.

Y día a día, vamos a incluir esta pregunta en nuestras oraciones diarias

“¿Señor, como quieres que use Tu dinero para avanzar Tu reino hoy?”

16 Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día.
17 Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación,
18 al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
2 Corintios 4:16-18

Créditos

  • Introducción: Javier Paz (VoiceOverJavierPaz.com)
  • Música: “Happiness” vía http://www.bensound.com
  • Gracias también a William Sierra por sus sugerencias para mejorar el Podcast.