La Palabra “P”

Budget Pie ChartNota: Este es un artículo especial escrito por mi hermosa esposa Stacey Figueroa. En honor al Día de San Valentín la invité a compartir lo que nuestro viaje financiero ha significado para ella. ¡Disfruten y Feliz Día de San Valentín! – José

Esta primavera, mi esposo y yo estamos celebrando 10 años de matrimonio y 5 años de estar libre de deudas excepto por nuestra hipoteca. Cuando me pidió que escribiera sobre cómo ser libre de deudas ha cambiado nuestras vidas, me puse a pensar en lo diferente que vivimos ahora, y cómo nuestros objetivos han cambiado desde que empezamos el viaje hacia la libertad de deudas.

De hecho, tenemos dinero en el banco, para que cuando el calentador de agua se rompe o el auto necesita zapatos nuevos (llantas), no tenemos que entrar en pánico. Hemos sido capaces de participar en las ofrendas especiales en nuestra iglesia, más allá de nuestro diezmo mensual. Y hemos sido capaces de viajar más de lo acostumbrado. No somos ricos, pero no devoramos cada pedacito del ingreso que ganamos.

Esto me lleva a la palabra ‘P’. El presupuesto. Sé que para muchas personas la palabra “presupuesto” tiene diferentes significados. Algunas personas piensan que el presupuesto significa escatimando y ahorrando para apenas sobrevivir, o ser ahorrativo. Para algunos, es una gran idea, pero nunca va más allá de un plan mental que se olvida el momento en que entran en la tienda. En nuestro mundo, significa un presupuesto por escrito, en el que estamos de acuerdo antes de que el mes empiece, y ¡que nos adherimos a ello! Es la única manera que hemos encontrado para ejercer control sobre nuestro dinero. Sin embargo, está lejos de ser una prisión que mi marido y yo hemos hecho para nosotros mismos. El presupuesto significa libertad. En serio.

Empiezo el mes con una cierta cantidad de dinero para la ropa, que para mí incluye zapatos y bolsos, así como ropa para mi cuerpo. (Se supone que también incluya ropa para mi marido, ¡pero gracias a Dios que sólo necesita ropa nueva dos veces al año! Sí, sigo siendo egoísta, pero trabajando en ello.) La forma más segura de seguir con esta línea en el presupuesto es poner todo el dinero presupuestado para la ropa en un sobre. Cuando se ha ido, se ha ido. Tener un sobre ropa realmente me hizo pasar sólo en las cosas que realmente amaba. Se desarrolló una nueva disciplina dentro de mí que no había estado antes.

Aquí es donde la parte entra en juego la libertad Cuando yo llegaba a casa, yo no tenía que explicar por qué había sido de compras otra vez. No tenia que mostrar a mi esposo el recibo, ya que el dinero ya había sido planificado en el presupuesto. Yo no tenía nada que ocultar en el baúl de mi auto. Lo único que importaba era lo feliz que estaba con mis compras. Eso es todo. Sin discutir. Sin culpa. Libertad.

La categoría de la ropa es sólo un ejemplo de cómo el uso de un presupuesto quita la culpa de los gastos y trae libertad. Funciona de la misma en todas las categorías. Nos permite a nosotros poder hablar de nuestro dinero, y nos impulsa a ser honesto el uno con el otro. Libertad. Todo gracias a la palabra ‘P’.

Click here for the version of this post in English.