De Vuelta a los Fundamentos: ¿Listo para una Emergencia?

De Vuelta a Los Fundamentos: ¿Listo para una Emergencia?Nota: Esta semana estoy finalizando mi serie “de vuelta a los fundamentos”.

En las últimas semanas he hablado sobre cómo recuperar el control de tu dinero con un presupuesto mensual, la importancia de llevar cuenta de tus gastos y porque necesitas pagarte a ti mismo primero.

Hoy termino esta serie hablando sobre porque necesitamos tener un fondo de emergencia.

¿Listo para la Tormenta?

Creciendo en una isla tropical, pasar por las tormentas tropicales y los huracanes era parte de mi forma de vida. Como cuestión de hecho, recuerdo claramente cuando el huracán Eloísa groseramente se entrometió en la celebración de mi 8vo cumpleaños en 1975.

En Puerto Rico, siempre sabíamos lo que había: Entre el 1ro de junio y el 30 de noviembre tenías que estar preparado para la posibilidad de un montón de lluvia, la pérdida de electricidad, y la interrupción del servicio de agua.

Esto significaba que teníamos que tener a la mano alimentos no perecederos, agua potable, pilas (baterías) para la radio (para mantenerte al día con las noticias), linternas y velas.

También significaba que tenías que asegurarte de que habías puesto suficiente gasolina en los carros.

Este ejercicio no cambiaba cada año, porque sabíamos que la posibilidad era muy real de que seríamos afectados por una tormenta. Sin embargo, nunca faltaba la gente que no se había preparado.

Era divertido (y un poco triste) ver las noticias en la televisión reportando sobre la gente corriendo al supermercado para comprar lo necesario el día antes de que la tormenta estaba programada para llegar o en algunos casos, el mismo día que la tormenta iba a llegar.

Se podía ver la ira y la desesperación de las personas a medida que se enfrentaban a los estantes vacíos y las largas filas.

Por lo general pensaba: ¿No sabes dónde vives? ¿No has visto las noticias?

¿Por qué es esto una sorpresa y por qué esperaste hasta ahora?

Suscribete a Articulos de Figueroa Financial

La Aplicación a tu Dinero: Necesitas Estar Listo para una Emergencia

Cuando se trata de nuestras finanzas, podemos llegar a ser culpable de la misma falta de preparación. Sabemos que pasan cosas en la vida y que nos toparemos con algunas dificultades.

No estoy tratando de ser pesimista, pero realista. Las situaciones de emergencia van a pasarnos a todos.

Entonces, la pregunta es: ¿estás listo para una emergencia? La mayoría de las encuestas indican que la mayoría de los estadounidenses no tienen ni siquiera $1,000 en ahorros para cubrir una situación de emergencia.

Y a pesar de algunas mejoras de los últimos años, la tasa de ahorro estadounidense queda todavía considerablemente atrasada en comparación con otras naciones.

Estamos ahorrando más de un par de años atrás, pero no lo suficiente. ¿Qué podemos hacer al respecto?

En primer lugar vamos a definir lo que es una situación de “emergencia” con respecto a tus finanzas.

Es un gasto inesperado que no va a estar cubierto en tu presupuesto mensual:

  • Reparaciones Mayores del Auto
  • Reparaciones en el Hogar
  • Reemplazo de un Enser Doméstico
  • Gastos Médicos que no están cubiertos por el seguro médico.

Aquí esta lo que recomiendo:

  • Reserva de Emergencia inicial:$1,000
    • $500 si tu ingreso anual es menos de $20K.
    • Toma este paso antes de que empieces a pagar tus deudas de consumidor.
    • La mayoría de las “emergencias” típicas pueden ser manejadas con la reserva de emergencia inicial.
    • Esa fue la cantidad que mi esposa y yo tuvimos mientras pasamos por el proceso de pagar nuestras deudas.
  • Reserva de Emergencia completa: Suficiente para cubrir de 3 a 6 meses de gastos expenses (basado en tu presupuesto mensual).
    • Toma este paso después que termines de pagar tus deudas de consumidor.

Decide que vas a estar listo antes de que llegue la tormenta.

¿Y Ahora Qué?

El tener un fondo de emergencia te va a ayudar de la siguiente forma.

En primer lugar, va a impedir que sigas aumentando tu nivel de deudas. No tendrías que tomar dinero prestado para cubrir el gasto.

En segundo lugar, te va a ayudar a mantenerte con tu presupuesto para el mes. No tendrías que tomar una decisión sobre qué área vas a reducir para cubrir la emergencia.

Finalmente, y como resultado de los dos puntos anteriores, vas a tener paz mental. La Biblia nos dice que un hombre que ahorra es un hombre sabio (Proverbios 21:20).

Así que haz lo que tengas que hacer hoy para completar tu fondo de emergencia. Es posible que tengas que trabajar horas extra o que tengas que reducir algunos de tus gastos de diversión.

Pero asegúrate que vas a estar listo para una emergencia antes de que ocurra.

Aquel que gasta más de lo que gana está sembrando los vientos innecesarios de indulgencia de los cuales va a cosechar los vendavales de problemas y humillación.
George S. Clason (“El Hombre Más Rico en Babilonia”)

Suscribete al Boletin Mensual

Pregunta: ¿Cómo cubrirías una emergencia hoy sin aumentar tus deudas?

Please follow and like us:

This post is also available in: Inglés

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial